ARTICULOS: Plan ante la inflación

0
56
La crisis generada primero por la pandemia y luego por la guerra entre Rusia y Ucrania, crisis que se ha traducido en una ola inflacionaria internacional que está impactando en todos los países del mundo, se manifiesta con elevada preocupación en la República Dominicana.
El gobierno ha sabido enfrentar con alta efectividad reconocida los efectos de la pandemia, ejecutando el proceso de vacunación para atacar el contagio de la enfermedad y reducirla a su mínima expresión.
En lo que respecta a la preocupante ola inflacionaria internacional, el presidente Abinader, en su breve discurso de este pasado lunes, presentó un plan para mitigar los efectos de la inflación, consistente en diez medidas dirigidas a: subsidiar los aumentos en los precios de los combustibles y directamente a los transportistas a través del INTRANT; reducción de aranceles a cero a 13 productos de consumo diario; subsidio hasta un 10 % del maíz, trigo, soya, harina y grasa vegetal; mantenimiento de los subsidios focalizados; aplicación del Precio Justo para evitar la especulación; y una gracia de seis meses para el pago de capital de los préstamos del Bagrícola.
Con esas medidas el gobierno espera combatir con efectividad los efectos de la inflación. Para ello habrá que esperar una efectiva labor de supervisión y control de los precios, para lo cual se hace necesario una socialización del plan con los sectores productivos, comerciales y de servicios, de manera que se evite la especulación.
Asimismo, se espera que la economía impulsada por el turismo, la agropecuaria y los demás sectores productivos y de servicios, mantenga su ritmo de crecimiento, así como de inversión, de modo que no se afecte la generación de empleos, objetivo prioritario en la agenda del gobierno.
El país ha podido recuperarse con rapidez de los efectos negativos de la pandemia del Covid-19. Ahora ha de esperarse que el gobierno tenga igual o mejor desempeño, abordando la crisis inflacionaria que se cierne sobre el panorama como el mayor desafío que ha de enfrentar y superar este gobierno.
Si lo logra el gobierno de Abinader y su partido, podrán decir al final que superaron el viejo estigma de que el perredeísmo histórico, del cual el PRM y Abinader son la vanguardia, “no saben gobernar”. Y de lograr superar ese estigma, habrán salvado todos los obstáculos como para redondear una muy buena gestión de gobierno, fortalecida con la lucha contra la corrupción y la impunidad, y con el fortalecimiento de la institucionalidad democrática, gestionada con transparencia y honestidad.
¡Qué la nación salga airosa de ese nuevo desafío!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí