OPINIÓN: Vacuna imprescindible no estaria disponible antes del primer semestre de 2021

0
61

La economía dominicana fue en 2019 la de mayor crecimiento de la región con un 4.5% del Producto Interno Bruto (PIB), y por promediar en la última década 5.63%, el Banco Mundial clasificó al país como nación de ingreso medio-alto y Naciones Unidas como de índice de desarrollo humano alto. Todos esos logros se derrumban a causa del coronavirus.
Los pronósticos para 2020 eran de que la economía crecería entre 4.9 % y 5.2 %, según los diferentes organismos multilaterales y agencias calificadoras de riesgos, pero ahora las previsiones apuntan a un crecimiento negativo entre 1 % a 4 % del PIB, lo que quiere decir ingreso a recesión económica.

La vacuna contra la covid-19 no estaría disponible antes del primer semestre de 2021, por lo que la pandemia mantendría su incidencia negativa sobre la economía aunque el Fondo Monetario Internacional prevé que el PIB dominicano retornaría ese año a la cercanía de su potencial.

El milagro de la recuperación económica en el corto plazo no sería posible sin que Gobierno, liderazgo político, sector empresarial y sociedad civil promuevan un ambiente de unidad nacional, aun sea en el propósito de disminuir la afectación pandémica sobre los indicadores económicos.

Se requiere de mucho esfuerzo para recobrar el terreno perdido por la industria del turismo que el año pasado aportó a la economía más de siete mil millones de dólares, la inversión extranjera directa, que contribuyó con casi US$3,500 millones, y el sector zonas francas.
No debería olvidarse que Estados Unidos padece un segundo oleaje pandémico, con su economía aun en recesión, lo que dificulta más la vuelta a la nueva normalidad en este traspatio, cuyos sectores comercio, turismo, remesas e inversión están conectados como cordón umbilical con esa nación.

La Comisión de Estudios Económicos para América Latina (CEPAL) vaticina que cerca de dos millones de dominicanos retrocederán a la pobreza extrema o moderada a consecuencia del coronavirus, lúgubre pronóstico que seguramente se vincula con el incremento del desempleo real en solo tres meses, de 6 % a un 10 %.

Para poder rebasar un escenario de recesión e incertidumbre económica, monetaria, financiera, institucional y política se requiere con urgencia de la única vacuna o antídoto disponible, que es el de la unidad en la diversidad, que debe ser administrada con urgencia a todos los sectores nacionales, sin excepción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí