OPINIÓN: Revisión y precaución

0
42

Frente al progresivo incremento de la pandemia COVID-19, situación que atemoriza a la población sensata, se impone revisar las medidas restrictivas y endurecer las sanciones, con el objetivo de impedir el avance de la enfermedad.

Además, es preciso concienciar a los dominicanos para que adopten precauciones pertinentes para frenar el auge del coronavirus, por la preservación la salud.

Corresponde a las autoridades gubernamentales examinar el protocolo sanitario, debido a que es la fórmula para detectar las debilidades, superar errores y descubrir las fallas en la aplicación del plan preventivo; esa es la clave en la búsqueda de reorientar la coerción y asegurar el respeto a las disposiciones sanitarias.

Luego de la advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mediante la cual prevé un panorama peor que lo que ha ocurrido hasta el momento, urge asumir con responsabilidad los retos para proteger a la humanidad de los embates de la pandemia.

En República Dominicana hay alarma, porque en los días recientes se registra un aumento sustancial de fallecidos e infectados, con la agravante de que en las clínicas y hospitales no hay camas disponibles, por tal motivo, se carece de espacios que garanticen asistencia a quienes padecen los síntomas del COVID-19.

Hasta ayer lunes se registraban 27 mil 370 personas  contagiadas y 669 fallecidas, cuyas cifras asustan porque el sistema de salud está al borde del colapso; la realidad es dramática e inhumana.

Procede, entonces, el uso obligatorio de mascarillas, lavarse las manos con frecuencia con desinfectantes, mantener distanciamiento físico-social, higienizar la respiración y acudir al médico cuando se sientan síntomas, ya que son las medidas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud para precaver el virus.

Oportuno es enfrentar el comportamiento liberal de miles de ciudadanos, quienes desafían al COVID-19 y a las instancias oficiales que luchan con tesón, a fin de detener la expansión de la pandemia.

No se puede permitir el relajamiento de las medidas restrictivas, por tanto, las autoridades deben actuar con drasticidad contra quienes irrespetan el programa dirigido a controlar el coronavirus.

La gravedad del panorama convoca a la meditación y a la unidad de los diferentes sectores de la nación  alrededor de una cruzada contra el COVID-19 o de lo contrario todos los dominicanos serán infectados.

Que se tome conciencia, pues, de la necesidad de combatir el coronavirus; ese es el desafío que se tiene por delante por la sanidad de la población.

Elecciones y democracia

En dos semanas, exactamente el 5 de julio, se celebrarán las elecciones congresuales y presidenciales en República Dominicana.

Los miembros del Pleno de la Junta Central Electoral (JCE), organismo rector del sistema electoral, han establecido que el cronograma está bien definido y que habrá votaciones sin trastornos, en el país.

No obstante, un gran reto de la JCE es garantizar elecciones transparentes, confiables y democráticas que se basen en el respeto a la voluntad popular, por la salud de la democracia.

Corresponde a los ciudadanos sufragar con conciencia para elegir a funcionarios comprometidos a trabajar por y para el pueblo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí