OPINIÓN: El turismo ya hay que abrirlo

0
375

El Gobierno está compelido a reconfirmar cuanto antes la fecha de reapertura del sector turístico, una industria estratégica de la economía nacional que requiere activarse como lo han hecho otros destinos del Caribe, con protocolos estrictos, pero viables, cuyo reinicio se ha dicho sería el 1 de julio.

Frank Rainieri, presidente del Grupo Puntacana, ha solicitado al presidente Danilo Medina esclarecer el día a partir del cual se permitirían los vuelos hacia República Dominicana, toda vez que la incertidumbre ha provocado la suspensión de al menos 60 de esas travesías que arribarían a ese litoral turístico en julio.

La confusión radicaría en que las autoridades anunciaron la reapertura de los servicios hoteleros para el 1 de julio, pero al parecer no reconfirmaron si coincidiría con la apertura de los aeropuertos, lo que según el ejecutivo hotelero pone en peligro unos 800 vuelos que ya habían sido confirmados para arribar a la terminal de Punta Cana.

La alegada indecisión oficial parece despejada con la información suministrada ayer por el Instituto Dominicano de Aviación Civil, de que los aeropuertos serían reabiertos el 1 de julio, lo que también consta en el programa de desescalada anunciado por el Gobierno.
Se resalta el dato de que para el mes de julio el destino de Punta Cana tenía seguridades de que 800 vuelos arribarían a su terminal, aunque el presidente de ese Grupo dijo que 60 se frustraron por la incertidumbre prevaleciente, lo que resalta el potencial de reinserción que posee ese sector.

Rainieri ha advertido que las cadenas hoteleras que ya dieron aquiescencia para la reapertura en Cancún, México y Jamaica, son las mismas que operan hoteles en Punta Cana y otros polos turísticos nacionales, por lo que estarían en clara desventaja frente a sus competidores.

El ejecutivo de Puntacana ha adelantado que el sector turístico presentará al Gobierno un plan de rápido relanzamiento de la industria que incluye rebajas de tarifas, tras advertir que en esa propuesta van a tener que ceder hoteles, aeropuertos, transportistas y el Estado.

No se debería perder un minuto en los planes de relanzamiento de la industria del turismo para reiniciar la recepción de turistas con “protocolos estrictos y viables” en todos los hoteles del país, lo que de nuevo forjará el inestimable valor agregado a la economía nacional, que incluye la sostenida generación de divisas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí