ARTICULOS: Recuperemos nuestras tradiciones navideñas

0
123

Por Vicente Balbuena

Al pasar de los años, los pueblos de provincias de República Dominicana, han ido perdiendo sus tradiciones y su entidad navideña.

La situación descrita, ha creado nostalgia entre los que vivimos ésa época, en que las calles de importantes ciudades, exponían a nativos y visitantes hermosos pesebres, luces de colores y villancicos, que adornaban sus entornos y anunciaban la llegada de la navidad.

Ese espectáculo audiovisual, era esperado anualmente por niños, jóvenes, adultos y hasta envejecientes.

El esfuerzo conjunto de residentes de barrios y comunidades de sectores urbanos y rurales, para crear escenarios luminosos, atraía a decenas y centenares de personas de todas las edades, con el fin de recrearse en un ambiente sano, libre de contaminación y de unificación familiar.

En la actualidad, se está esfumando esa costumbre dominicana, fruto del alto costo de las instalaciones navideñas de colores, y las imágenes de adornos para decorar pesebres.

La situación descrita ha provocado el desinterés por mantener vigente, éste importante legado, que nos dejaron nuestros antecesores.

Ha llegado el momento en que autoridades municipales y provinciales, juntos al sector privado, rescaten éstas tradiciones navideñas, que se levantaban en lugares de campos y ciudades para recrear las familias, sobre todo en horas nocturnas.

Esos espacios, dónde se botaba el cansancio, y la tecnología no nos robaba el tiempo, más que para tomarnos fotos y vídeos de esos bellos escenarios, llenos de fascinantes colores.

El rescate de nuestras tradiciones, es posible, mediante la promoción e inversión económica de alcaldías, gobernaciones provinciales y el sector privado, creando el concurso, «Premiando el barrio mejor decorado en navidad».

El dicho concurso servirá de incentivo y motivación para que nueva vez surja y se despierte el interés de rescatar éstas tradiciones, que con el devenir del tiempo, amenazan con morir e impedir que las generaciones por venir las puedan conocer y disfrutar.

Es tiempo de volver a nuestras raíces, invirtiendo recursos económicos, para que nativos y visitantes de otras naciones, disfruten del rico y encantador turismo interno de nuestras ciudades.

La propuesta de rescate está hecha.

Las autoridades correspondientes, tienen el poder para hacerlo, o ignorarla, y así provocar su desaparición desaparición definitiva nuestra amada República Dominicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí