ARTICULOS: Homenajes a Johnny Pacheco de 2004, una aclaración necesaria

0
35

Por Fernando Cabrera

En Arte Vivo y Casa de Arte agradecemos al profesor y teatrista Lincoln López el respaldo que, en diferentes ocasiones, siendo director del Gran Teatro Cibao, nos prestó al facilitarnos espacios para la organización de algunas de las actividades siempre gratuitas de nuestro festival. Sin embargo, entendemos necesario hacer algunas precisiones en torno a su artículo “Johnny Pacheco: Magister Populi”, publicado en el periódico La información, el 25 de febrero, de cual cito los párrafos siguientes:

“La Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) había comenzado la docencia de su primer ciclo 1-2004 (enero-abril) cuando los medios de comunicación informaban al país sobre la visita a su ciudad natal, Santiago de los Caballeros, de un gran artista popular de fama internacional y una figura fundamental de la música latina: Johnny Pacheco, en definitiva, el más importante músico dominicano del siglo XX.

En esa época quien esto escribe, ocupaba la Dirección del Departamento de Arte y Cultura de UTESA, y consideré la opción de presentar algún tipo de reconocimiento, de aprobarse por parte de la universidad, podría sumarse  al programa de homenajes dedicados a ese carismático y talentoso flautista, director de orquesta, productor y compositor que, siendo un niño de 11 años, tuvo que dejar su barrio de ¨Los Pepines¨, para acompañar a su familia Pacheco-Kniping como emigrante a la ciudad de  Nueva York. “

Cuando en la rueda de prensa del festival, realizado en esa ocasión con los auspicios de Industria de Tabaco León Jimenes y Banco Popular Dominicano, en calidad de presidente de la comisión organizadora, anuncié, la primicia de la dedicatoria del festival al legendario Johnny Pacheco, ya habíamos informado al artista que se le otorgarían diferentes reconocimientos, entre ellos el de Magister Populi, la declaratoria de Hijo Distinguido de la ciudad de Santiago, y los conciertos a realizarse en Centro León y en Los Pepines, causa que se le otorgaría, como parte de la motivación para que nos acompañara, después de varias décadas de ausencia.

Enfatizo que, al notificar al maestro Pacheco, ya contaba con la autorización de la universidad, gracias al cordial respaldo de doña Ingrid González de Rodríguez quien me facilitó una reunión con el Dr. Príamo Rodríguez. El generoso emprendedor, siempre abierto a iniciativas en beneficio de la comunidad, se encargó personalmente de motivar nuestra solicitud en las diferentes instancias de UTESA. Obviamente debió discutirlo con Lincoln López, dada su puesto de director del Departamento de Arte de dicha Universidad.

Para la ceremonia de entrega del Magister Populi, Don Príamo Rodríguez, fanático de la Salsa y admirador de Johnny Pacheco, me invitó cortésmente a ocupar un puesto en la mesa principal; y después, en compañía de doña Ingrid, nos honró con su presencia en el acto celebrado en Centro León.

Posteriormente, asumimos el compromiso de motivar como Casa de Arte, ante la Asociación de Cronistas de Arte, la postulación del maestro Johnny Pacheco para que le fuese otorgado el máximo reconocimiento de los Premios Casandra, quienes nos informaron la necesidad de que los artistas postulados se encontrasen presente el día de la premiación. En el 2009, gracias a los esfuerzos de la escritora Marivel Contrera, entonces presidente de Acroarte, fue posible la entrega del Gran Soberano a esta gloria santiaguera.

En fin, una simple aclaración. El dolor de la partida del maestro Pacheco nos hace, a todos sus admiradores, responsables por preservar su memoria, de hacer que su música no muera. En ese sentido, toda mención, aún inexacta, es válida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí