Zunilda Mercedes Fondeur gestora de un periodismo sin barreras

0
267

Por Marino Báez 

El periodismo dominicano en los Estados Unidos tiene a una decana que durante su trayectoria ha sabido poner en alto su nombre y representar la clase, a pesar de las dificultades, los tropiezos y las pocas oportunidades que tienen los profesionales de esta rama para informar y proyectar su trabajo científico en los medios de comunicación.

A pesar de los pesares, ella ha sabido enfrentar todas las dificultades y romper las barreras que se entrecruzan para seguir el curso de sus ideales utilizándolos como marco referencial para poner en alto la bandera del periodismo dominicano y sintetizar con gallardía y entusiasmo su trabajo profesional. 

Ella es una gestora cultural que no desmaya en continuar su proceso de investigación y a cada trozo literario le saca una conclusión que finalmente pone en práctica hasta convertirse en el estandarte como mujer de rasgos superlativos que comparte sus conocimientos con las demás personas para que puedan desarrollar su inteligencia y fortalecer su capacidad profesional.

Su trayectoria es el presagio de las personas que se definen como fieles a ella, quienes la definen como la decana del periodismo a nivel nacional e internacional, en reconocimiento a una mujer con valores que no se distancia del tiempo y conserva la juventud como los primeros años de su vida.

Además de periodista, también tiene la virtud de ser una buena madre, celosa de su familia, conservadora de sus amigos y colegas, a los cuales le dispensa cariño con humildad y sus labios siempre destilan una sonrisa que le ayuda a conservar cada vez más la juventud.

Son rasgos de virtud en una sola mujer con nombres y apellidos propios, Zunilda Mercedes Fondeur, nacida de un padre y una madre que la premiaron con la decencia y el contante trabajo productivo.

50 AÑOS EN EL PERIODISMO 

Zunilda es un prolegómeno intelectual del periodismo que ha recorrido todos los escenarios, desde redactora de periódicos reconocidos en República Dominicana y Estados Unidos, Revistas de renombre mundial, radio y televisión, poniendo en práctica sus bastos conocimientos de maestra de ceremonias lo que la catapulta como merecedora de más de un centenar de reconocimientos que ha recibido y que son visualizados en las paredes columnares de su humilde vivienda durante los cincuenta años de ejercicio periodístico.

Con la humildad que le caracteriza, Zunilda nos recibe en su dulce hogar y además de dispensarnos su cariño, se explaya y nos habla de su trayectoria en la comunicación al cumplir sus 50 años, los cuales son dedicados a servir y convertirse en voz de aquellos que no tienen voces, para expresar con dignidad lo que le adolece en un mundo desigual, pero con valores.

LO MAS IMPORTANTE ES EL AMOR 

Para Zunilda Mercedes Fondeur lo más importante es el amor, termino invaluable que hay en la vida, al tiempo de exhortar a las personas, sobre todo los jóvenes que actualmente incursionan en el trabajo de comunicador a que descubran si realmente su vocación es por la comunicación para que identifiquen si lo que han escogido es lo que le apasiona.

“En estos 50 años de ejercicio periodístico, pese a ver trabajado tanto, mi trabajo ha sido una diversión, porque es mi vocación y me pregunto: ¿cómo yo estudiaba en la universidad y a la vez desarrollaba la labor de reportera de tantos medios, además de ser reportera del Listín Diario y madre de su primer hijo?, dice Fondeur.

Mercedes Fondeur transmitía en los años 80s, desde la ciudad de New York, Estados Unidos, para diversas estaciones de radio, ubicadas en los Estados de Pensilvania, Rhode Island, entre otras y en su apartamento tenía una oficina improvisada con tres escritorios y tres máquinas de escribir, las cuales facilitaba a los periodistas dominicanos que las requerían para desarrollar su trabajo profesional.

La destacada profesional se considera como la primera periodista que contaba con una computadores y fax en su oficina, sin embargo, para enviar las noticias al periódico El Sol, donde primero desarrolló el trabajo de corresponsal, debía llamar a un periodista de la redacción para que le tomara la noticia por teléfono, debido a la falta de Internet. En otras ocasiones las informaciones que redactaba las enviaba desde el Aeropuerto con viajeros que ni siquiera conocía, pero le hacían el favor de llamar al periódico para que la buscaran.

Por su serio ejercicio profesional, Fondeur fue condecorada en el 2005 con la Orden de Duarte, Sánchez y Mella en el Grado de Caballero, en el Palacio de Gobierno de la República Dominicana.

Recuerda que la primera información que escribió fue publicada en el desaparecido periódico La Voz del Pueblo, en 1973, me envió a cubrir un evento que se desarrollaba en el puente de la 17 en la ciudad de Santo Domingo, cuando acababa de cumplir 22 años de edad.

UNA MUJER FORMIDABLE 

“Es el título de una columna que siempre ha llevado consigo misma- asegura Fondeur– para la cual hizo una entrevista a la pintora Nidia Sierra, nombre creado por el doctor Marcio Mejía Ricard. En 1987 es cuando fortalece su ejercicio como redactora de suplementos en el Listín Diario”, asegura.

ANTES Y DESPUES DEL PERIODISMO 

¿Cuáles son sus valoraciones sobre el periodismo de ayer y el de hoy? “Yo siempre digo que cada edad tiene su encanto, cuando tenía 18 años siempre decía: esta nariz mía si es ancha, sin embargo, ahora me doy cuenta que la tenía muy linda. Pongo este ejemplo simpático para decirte que conforme al momento de la vida social del ser humano es que debemos valorar los acontecimientos.

CAMBIOS EN EL PAIS

¿Después de la restauración de la República se han producido cambios significativos? De hecho, sí. Hemos crecido y hemos retrocedido por una serie de condiciones existentes en el tradicional estilo, en el modelo y la herencia que dejan los gobiernos. Yo estoy decepcionada de todos los gobiernos, pero también hay que admitir que la mayoría han dejado algo y cambiado muchas cosas. Existen otras difíciles de cambiar que son como las termitas llenas de comején, es una estructura que está podrida. 

Tras señalar con justeza que “los periodistas somos los centinelas de la sociedad”, se nos ocurrió preguntarle a la acuciosa comunicadora lo siguiente: ¿Siguen los periodistas siendo el Cuarto Poder? Bueno, Sin Cuarto y Sin Poder, pero sin dudas, como dice la presidenta del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), Mercedes Castillo, la sociedad es una estructura que debemos reforzar porque es la fuente de inspiración, el cimiento, la familia, la iglesia, lo que conforma la sociedad, por tanto, no podemos desanimarnos, seguir trabajando, a pesar de la pandemia del Covid-19 para continuar aportando a la sociedad.

Zunilda fue la primera presidenta de la Asociación Dominicana de Periodistas, de donde surgieron el CDP y el Sindicato Nacional de Periodistas Profesionales SNPP. Al tomar posesión del cargo, afirma, se encontró con muchos adversarios y machistas que rechazaron su posición, porque le impactó que esta institución fuera dirigida por una mujer, sin embargo, a pesar de todo, encontró el apoyo de muchos colegas.

APOYO A LA MUJER 

Refiere que a la mujer no se le ha dado el verdadero valor, al tiempo de señalar que realmente se ha producido una corriente de elevación en cuanto al número, pero esta no compensa, porque la mujer es la mitad de la humanidad y la madre de la otra mitad, a pesar de eso, muchos hombres entienden que la mujer debe quedarse en casa lavando, planchando, cocinando o atendiendo los niños y no quieren entender que nosotras hemos demostrado que tenemos capacidad para prepararnos y cumplir funciones más productivas que el hombre.

PERIODISMO Y REDES SOCIALES 

Al referirse a la nueva generación de jóvenes que incursionan en la comunicación a través de las Redes Sociales, la profesional que celebra 50 años de labor periodística, considera la educación como el punto nodal en aulas, autodidacta, empírica o académicas, porque lo importante es educarse, lo importante es leer, aprender.

Asegura que hay muchas gentes que están en los medios de comunicación debido a las facilidades que le ofrece el internet, sin embargo, hay muchos egresados universitarios que se pelean con el verbo Haber. Entiende que lo más importante es preparase, estudiar y adquirir los conocimientos fundamentales para ejercer la profesión de periodista.

El intercambio con la destacada periodista Zunilda Mercedes Fondeur se produjo tras una visita familiar en su residencia donde disfrutamos un suculento almuerzo y apreciamos el olor de las flores y el verdor de su majestuoso jardín, momento preciso para celebrar junto a ella los 50 años en el periodismo y la comunicación. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí