OPINIÓN: Posposición del conflicto

0
11

La respuesta que le diera el PLD al ataque de Abinader contra la corrupción, hecha a través de exfuncionarios de nivel técnico, ha sido interpretada como un acto mediante el cual el partido morado ha rehuido la confrontación con el gobierno.

Las circunstancias han cambiado. Por largos años la dirigencia del otrora partido de gobierno se extrañaba de que la dirigencia perredeísta hoy en su inmensa mayoría perremeísta, no exhibiera un plan de ataque frente a las provocaciones que le tendía el pasado partido oficial.

Por esa razón quizás la posición crítica y desafiante del Presidente Abinader, sorprendió a la dirigencia del PLD que prefirió en esta ocasión no echar el pleito contra el nuevo oficialismo, designando a los “técnicos” para el intercambio de “golpes” en un match de prueba, siguiendo una estrategia colocada en el plano de la “racionalidad” técnica, donde las argumentaciones derivadas de lo racional, pocas veces levanta el ánimo de un auditorio mas habituado al pleito político callejero y emotivo y despojado de la razón.

Por eso al final del choque, quedó la sensación de que el pleito lo está ganando el bando del gobierno actual, por haber pegado primero, levantando el fanatismo emocionado del público que tiene como consigna la lucha contra la corrupción y la impunidad recién pasadas.

El plan de respuesta del PLD  debe esperar nuevos episodios, sobre todo lo que va a pasar con la Justicia y los casos más sobresalientes de la corrupción pasada, para entonces ver cómo se habrá de definir la estrategia de combate.

Para esos momentos las fuerzas oficiales de ahora podrán contar no solo con un Ministerio Público independiente y fortalecido institucionalmente, sino que además contaría con los máximos representantes de los órganos de la Sociedad Civil, la cúpula de la Iglesia, como lo dejara entrever la postura  del Obispo de Santiago en la reciente visita que le girara al Presidente Abinader, donde le reiteró su posición contra la corrupción y la impunidad, así como también de gran parte de las organizaciones empresariales, que ven necesario la lucha contra la corrupción y el fortalecimiento del estado de derecho que garantice la seguridad jurídica y también ciudadana.

En todo caso, se debe esperar de esa lucha una solución donde los nuevos gobernantes conduzcan a la nación hacia un estadio donde salga gananciosa la democracia dominicana, con una institucionalidad for­talecida donde prime el reino de la Ley y la Constitución, y donde la corrupción y la impunidad sean superadas y los beneficios de ese triunfo se traduzcan en políticas públicas que aseguren el desarrollo humano sustentable y la prosperidad de la nación dominicana.

¡Qué ese sea “el nuevo destino dominicano”!

Despedida a doña Yvelisse

Con honores fueron despedidos en su última morada los restos de doña Yvelisse Prats de Pérez, luego de haber agotado la larga jornada de su vida, la cual dedicara a la educación y a la política dominicanas, guiada por un espíritu civilizador empeñado en forjar una dominicanidad democrática y moderna, siguiendo el trazado, primero del Profesor Bosch, y luego del liderazgo de Peña Gómez.

La tristeza de su fallecimiento se ha volcado en el reconocimiento por su valiosa contribución a la nación.

¡Descanse en paz!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí