OPINIÓN: Por 45 días de confinamiento y restricciones

0
105

El Gobierno anunciará hoy el programa de restricciones y confinamiento que se aplicará en el marco del estado de emergencia por el coronavirus aprobado por el Congreso, del que ya se adelantaron la clausura de playas y balnearios y el cierra de bares y colmados a partir de las 8:00 de la noche.

Gremios empresariales vinculados a la industria, comercio y servicios sugieren que el previsible toque de queda que impondrían las autoridades se aplique en horario nocturno, en tanto que la Oficina Panamericana de la Salud (OPS) sugiere que sea a partir de las tres de la tarde, en los lugares de mayor crecimiento de la covid-19.

El número de contagios por la pandemia ascendió ayer a 52,855 y los fallecidos a 981 y los recuperados 24,607. Durante el fin de semana se reportaron 39 muertes y 2,742 nuevos contagios, lo que acrecienta el temor de que se produzca un colapso hospitalario.

Las frecuentes noticias sobre fallecimientos, contagio de artistas, legisladores, empresarios, religiosos, deportistas y otras personalidades, demuestra también que el coronavirus no reconoce posición o notoriedad social, política ni económica.

Las autoridades confrontan el dilema de disponer el retorno a la fase inicial de la desescalada económica o intentar conciliar medidas restrictivas con la continuidad de la apertura del turismo, industria, comercio y los servicios, lo que no garantiza que se logre contener la pandemia en los 45 días de estado de emergencia.

Aunque persistieron focos de aglomeraciones, durante el fin de semana se observó una reducción de muchedumbres en lugares abiertos o cerrados del Gran Santo Domingo y de Santiago, lo que se atribuye al aumento del temor en torno al peligro que representa el coronavirus.

El presidente electo, Luis Abinader, sostuvo un encuentro con su equipo de transición del sector Salud, para evaluar el cuadro de expansión pandémica y las posibles medidas que aplicaría su gobierno a instalarse el 16 de agosto, así como las que serían consensuadas con las actuales autoridades para ejecutarse en lo inmediato.

A la ciudadanía le corresponde el deber y la obligación de debida obediencia y observancia de todas las disposiciones que se anuncien a partir de hoy, inicio del nuevo periodo de estado de emergencia, para poder frenar el auge de una pandemia que enferma y mata sin importar nombre ni apellido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí