Sin embargo, en algunas no están guardando el distanciamiento

SANTIAGO. Con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus han reaparecido en esta ciudad las largas filas para ingresar a los supermercados, entidades bancarias, tiendas y empresas de telecomunicaciones, lo que se estima es producto de la cantidad de dinero puesto a circular por el Gobierno y las empresas privadas con motivo de las navidades.

En las entradas de esos establecimientos los clientes deben permanecer en largas filas, en muchos casos sin guardar el distanciamiento determinado por los protocolos de Salud Pública.
En lo que respecta a los lugares donde se despachan productos comestibles, se considera que al nuevo flujo de clientes se agrega el uso del bono navideño, con el que se benefician miles de personas.
La presencia de clientes ha provocado que se controle en sus puertas la entrada a esos establecimientos, permitiendo que ingresen solo en pequeños grupos, a fin de evitar el cúmulo de gente en sus interiores.
A esa situación se suma el hecho de que desde ayer se ha incrementado de manera considerable el tránsito de vehículos por toda la ciudad, lo que provoca taponamientos poco comunes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí