SALUD; ¿Qué está pasando con el maestro Wilfrido Vargas?

0
105

El psicólogo clínico Luis Vergés afirma que la abulia es un estado que puede aparecer como síntoma en varias patologías, entre ellas, los trastornos del estado de ánimo

Despertarse alguna mañana sin deseo de levantarse, no querer hablar, sin ánimo de asearse, vestirse para ir al trabajo, aislarse socialmente, podría no tratarse de un comportamiento que llame a preocupación.
Sin embargo, si esto ocurre de manera frecuente en una persona hay que activar la alerta y buscar un diagnóstico al respecto, ya que podría ser que padezca de abulia o lo que es denominado también como falta de voluntad.

Para hablarnos sobre este comportamiento buscamos la voz experta del psicólogo clínico, Luis Vergés, a propósito de que el merenguero dominicano, de fama internacional, Wilfrido Vargas, le revelara a la periodista colombiana María Alejandra Cardona que sufre abulia desde muy joven.

Qué determina La clínica

El doctor Vergés afirma que esta puede estar como síntoma en varias patologías, entre ellas, los trastornos del estado de ánimo, y como resultado del consumo de algunas sustancias psicoactivas.
“La abulia es la falta de energía para ejecutar un acto voluntario. La falta de voluntad y de iniciativa son los aspectos cruciales de abulia, junto con no sentirse motivado para emprender acciones”, precisa el experto.

Síntomas de alerta

Indica Vergés que los síntomas o manifestaciones principales de la abulia son: demora en la toma de decisiones, aislamiento social, cansancio y fatiga, sin haberse sometido a esfuerzo alguno, lo que afecta igualmente el deseo sexual, un estilo en extremo de sedentarismo, así como la falta de cuidado personal.

Diagnóstico

A juicio del experto de la conducta, en el diagnóstico se considera la abulia más como un síntoma presente en varios trastornos en pacientes que han sufrido alguna lesión cerebral o por el consumo de alguna sustancias prohibidas, y como una entidad de categoría independiente.

Los más vulnerables

Luis Vergés
Luis Vergés

En el diagnóstico de la abulia no se registran diferencias significativas entre hombres y mujeres, porque esta puede ocurrir a cualquier edad y en cualquier género, ya que su frecuencia depende de la naturaleza de los trastornos que tenga la persona, dice el doctor Vergés.

“En el caso de las mujeres ocurre con más frecuencia en los trastornos depresivos, mientras que, en los hombres se da mayormente por el abuso de sustancia.

Estadísticas

Afirma que no hay estadísticas oficiales respecto de la abulia, pero que tanto los trastornos del estado de ánimo como el consumo de sustancias son muy frecuentes en la población, por lo que se infiere que la abulia como síntoma de ambas tiene una presencia significativa.

Cómo hacer el diagnóstico

“Es importante aclarar que para tomar la abulia como manifestación significativa de un problema clínico debemos considerar la frecuencia, duración e intensidad con que se manifiesta esta condición. Uno que otro día que ocurra es parte de los procesos normales en cualquier ser humano”.

Tratamiento

El especialista indica que para el tratamiento de la abulia sólo se recomiendan fármacos cuando la persona ha sido evaluada por un médico psiquiatra, y este ha determinado una asociación entre la manifestación sintomática de la abulia y el funcionamiento irregular de algún neurotransmisor. “Esto ocurre con mucha frecuencia en los casos de los trastornos del estado de ánimo como son la depresión y los trastornos bipolares”.

Abulia o vagancia: La diferencia entre una y otra

Condición del estado de ánimo en las personas

Precisa el doctor Luis Vergés que la diferencia entre la abulia y la vagancia es que en el primer caso hay un conjunto de síntomas asociados a alguna condición preclínica o clínica que no depende de los hábitos o costumbres de la persona. No hay un criterio de elección donde esta persona prefiere esto como un estilo de vida, sino que más bien lo sufre.

Y, en el segundo concepto, la vagancia, la falta de voluntad y motivación para hacer las cosas son el producto de los malos hábitos.

“ Esto también emerge de la conclusión que hacen algunas personas de que esa es la mejor forma de vivir”.

Concluye que en el caso de los hábitos de la vagancia podrían influir amigos y personas relacionadas a las personas, las cuales no les aportan buenos referentes conductuales.

Wilfrido Vargas revela qué piensa de nuevos géneros musicales: "El merengue  no sabe morir"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí