RECUERDO: A 51 años de la muerte de Carlos -Teo-Cruz…

0
32
Carlos Cruz - lightweight. February 03, 1964.(Photo by Adams/Fairfax Media via Getty Images).

Probablemente a los fanáticos de la vieja guardia del boxeo, la muerte de Carlos –Teo-Cruz  podría parecerle que fue ayer.

Carlos -Teo-Cruz

Sin embargo, precisamente hoy se cumplen 51 largos años de aquel trágico accidente aéreo ocurrido el 15 febrero de 1970, cuando el dominicano se dirigía a Puerto Rico, en donde también viajaba el equipo completo de voleibol femenino de la isla borinqueña, la esposa y una hija del general y héroe nacional Antonio Imbert Barrera, entre muchos otros.

Màs, todos perecieron(un total de 102 personas, incluidos los piloto, la nave de Dominicana de Aviaciòn se precipitò al mar caribe) y la muerte cortò de manera abrupta una vida joven y las aspiraciones del púgil dominicano de recuperar el campeonato mundial de los ligeros -135 libras- que meses antes había perdido ante el californiano Armando –Mando-Ramos, en Los Angeles, California.

En efecto, Cruz venìa de vencer en su última pelea al mexicano Benito Juàrez, celebrada en la Cancha Country Club, de San Juan, Puerto Rico, el 17 de enero de 1970,  y la misma formaba parte de los planes de preparación que tenía el dominicano con miras a buscar un tercer enfrentamiento ante Ramos, a quien ya había vencido cuando se enfrentaron por primera ocasión el 27 de septiembre de 1968.

No obstante, la parca logró la victoria total en aquel fatídico acontecimiento  que truncò por siempre  sus sueños de volver a la cima del pugilismo.

Cruz, que debutò  como profesional el 23 de octubre de 1959 ante su compatriota Juan Jimènez, ocasión en que perdió por puntos en ocho asaltos, en Santo Domingo, nació en San Cristòbal, el 24 de noviembre de 1937, pero se hizo boxeador en Santiago, su segunda patria chica, ya que con frecuencia decía que se sentía ser de esta ciudad, en donde vivió largos años.

Después de una breve carrera en el plano olímpico, en cuyo período llegó a pertenecer a la milicia como atleta, hizo carrera en Puerto Rico en el renglón rentado, en donde estableció su campo de acción para luego saltar a la fama y proyectarse como uno de los mejores del mundo en su división.

Su consagración llegó el 29 de junio de 1968 cuando venció por decisión dividida en 15 asaltos al favorito, el gran gato de Puerto Rico, Carlos Ortiz, en èpico combate celebrado en el Estadio Quisqueya, de Santo Domingo, en el cual, incluso, envió a la lona en el mismo primer round a su cotizado rival.

Su primera defensa del trono la hizo precisamente ante el propio –Mando- Ramos en la fecha señalada. Màs tarde, en choque fuera de título volò a Tokio, Japòn, para vencer por decisión en 10 capìtulos al japonés  Hidemori Tsujimoto.

En su siguiente pleito, escenificado el 18 de febrero de 1969, ante el propio Ramos en revancha en Los Angeles, cayò por nocaut técnico en 11 fragorosos asaltos cuando el referì  estadounidense John Thomas, detuvo las acciones debido a una herida en uno de los pàrpados del dominicano.

Tras ese revés, Cruz logró cuatro triunfos en forma consecutiva, tres por decisión y uno por la vìa rápida. Sus víctimas fueron, además del citado Juàrez, Grady Ponder, al que venció por decisión, Len Kesey, al que noqueò en cuatro vueltas,  y el boricua Vìctor Melèndez, a quien se impuso por decisión unánime en el Madison Square Garden, de Nueva York.

Mas, cuando se aprestaba a recuperar la corona, ocurrió la nefasta tragedia y con su partida se enluteciò no sòlo el boxeo dominicano, sino también el deporte, en sentido general.

Luego de 11 años de intensa actividad boxística como profesional, Carlos –Teo-Cruz, cerrò su carrera con marca de 42 victorias, 14 de ellas por nocaut, 13 de derrotas y dos empates, en 57 peleas.

Durante su trayectoria se convirtió en un trotamundo y su impronta de buen boxeador quedó grabada en rings de: Puerto Rico, Nueva York, Los Ángeles, Jamaica, Inglaterra, Japòn, Australia, Panamà, Venezuela y lógicamente su natal Republica Dominicana.

Cabe señalar al respecto, que muchas de sus derrotas se produjeron de manera injusta porque por lo regular peleò en la casa –el país- de sus rivales, y esto le perjudicò cuando fue víctima de decisiones localistas.

Cruz enfrentó y venció a parte de los mejores boxeadores de su época, entre quienes destacan Carlos Ortiz, los también boricuas Vicente Derado y  Frankie Narvaez, asì como Ramos, el dominicano Crescencio –Chris-Fernàndez, Grady Poner y el venezolano y excampeòn del mundo, Carlos –Morocho-Hernàndez, frente a quien cayò en  Caracas.

Tuvo el honor de ser el primer dominicano en disputar un campeonato mundial y ganarlo, lo que le da un lugar especial en la historia del boxeo quisqueyano  y lo coloca como uno de los màs eficientes que ha producido esta nación. ¡Loor a su memoria y Paz a sus restos! PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito de Carlos Ortiz es oportuno decir que èste ganò el campeonato mundial de los ligeros por primera ocasión, en 1962, al vencer al norteamericano Joe Brown. ¡Suena la campana!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí