RD: Sistema político dominicano estuvo a punto de sucumbir durante el 2020

0
88

En medio de una pandemia sanitaria que mantiene bajo amenaza permanente la salud de la humanidad, República Dominicana terminó el año 2020 con la celebración de tres elecciones: dos municipales y una presidencial.

En este año hubo dos comicios municipales debido a que el primero de ellos, que se celebraría el pasado 16 de febrero, fue suspendido por problemas técnicos, y realizados al mes siguiente.

También las elecciones presidenciales fueron pospuestas por dos meses debido al aumento de los casos de coronavirus durante el mes de mayo en el país.

Sin embargo, el evento político más importante del 2020 fue la división del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que lo llevó a perder las elecciones del 5 de julio, y el nacimiento de la Fuerza del Pueblo, creada por el expresidente del PLD, doctor Leonel Fernández.

La crisis del PLD había comenzado el 20 de octubre del 2019, durante las primarias, en la que Fernández alegó fraude en su contra para favorecer a Gonzalo Castillo, el candidato del entonces presidente Danilo Medina.

La suspensión de las elecciones del 16 febrero, provocó en el país una crisis sin precedentes en tiempos electorales que degeneró en protestas y la toma por miles de manifestantes de la Plaza de la Bandera, que por semanas exigieron nuevas elecciones y la renuncia de los miembros de la Junta Central Electoral (JCE).

Esta crisis se saldó con la primera de las tres derrotas sufridas por el PLD en la contienda del 15 de marzo, que de 107 alcaldías que tenía bajó a 67, una pérdida de 40 síndicos.
El PRM se alzó con la victoria en las elecciones municipales, las cuales se realizaron el 15 marzo, y no el de 16 febrero como estaban pautadas, porque las fallas del voto automatizado que se usaría en 18 municipios provocaron que la JCE las suspendiera.

De 30 ayuntamientos que administraba el principal partido de la oposición ganó otras 50, llegando a 80 alcaldías municipales a partir de ese momento.

De la inestabilidad política tras la suspensión de las elecciones del 16 febrero pasado, el oficialismo cargó con la peor parte, pues el común del dominicano lo responsabilizaba de un supuesto intento de fraude.

JCE mal parada

Mientras que la JCE que ya era cuestionada por los resultados de las primarias peledeístas, terminó de hundirse al determinarse que fueron fallas técnicas y negligencia del organismo las causas del fracaso de las elecciones municipales del 16 de febrero.

En principio el PLD puso en marcha una campaña alegando un sabotaje y responsabilizando de ello a sectores de la oposición encabezados por el PRM y la Fuerza del Pueblo. Pero al final una investigación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES) determinó que fueron fallas técnicas de la JCE lo que provocó el colapso del sistema de votación automatizada.

La experticia dio razón al expresidente Fernández, quien había advertido meses antes de las primarias internas del PLD del 6 de octubre, que el sistema electrónico que se utilizaría era vulnerable e infuncional. En ese momento alegó un fraude y el 20 de octubre del 2019 renunció de manera irrevocable de la organización en la que había militado por más de 40 años.

División del PLD

La división del PLD no solo provocó su derrota en las reprogramadas elecciones del 15 de marzo de este año, sino en los niveles congresuales y presidenciales el 5 de julio pasado, una causa directa de la lucha grupal entre los expresidentes Danilo Medina y Fernández. Ahora también estaban enfrentados por la segunda mayoría senatorial y una importante representación en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

Finalmente Fernández ganó el pleito y la FP es segunda mayoría con nueve senadores, mientras el PLD quedó con tres.

La decisión del pleno senatorial permitió que el senador Bautista Rojas Gómez, representante de la FP por la provincia Hermanas Mirabal, sea el segundo representante del Senado ante el Consejo de la Magistratura, organismo que elige los miembros de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y el Tribunal Constitucional (TC).

El PLD también perdió el control del Congreso Nacional, donde llegó a tener 106 diputados y 29 senadores, una mayoría holgada en ambas cámaras. Ahora perdió 23 senadores de los 29 que tenía.

De acuerdo a los cómputos finales de la JCE el partido de gobierno que llevaba como candidato al exministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, obtuvo a nivel presidencial 1,352,841 sufragios. Todo lo contrario de las elecciones del 15 de mayo 2016, ganadas por Danilo Medina, donde el PLD obtuvo 2,315,980, contra el propio Abinader. Los resultados indican que el oficialismo perdió 963,139 votos con relación a la contienda del 2016.

Fuerza del Pueblo

Tras su salida del PLD, Fernández fundó la Fuerza Pueblo (FP), una organización que tuvo su origen en un acuerdo con el Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD), lo que le permitió participar en primer lugar en la jornada municipal del 15 de marzo y posteriormente en las congresuales y presidenciales del 5 de julio, donde fue candidato presidencial. El PLD obtuvo 2,315,980, contra el propio Abinader. Los resultados indican que el oficialismo perdió 963,139 votos con relación a la contienda del 2016.

Fin del modelo PLD

El año que finaliza también acaba con una forma de gobierno que imperó en el país por 16 años corridos, en el que dos presidentes del PLD gobernaron por ocho años cada uno y que su enfrentamiento por el control de la entidad dio al traste con una de las maquinarias políticas más poderosa de las últimas décadas en la República.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí