Empleados sector aéreo del AILA ven perder empleos e ingresos

0
365

El cierre desde el 19 de marzo de las operaciones de los aeropuertos debido al covid-19 ha dejado sin sustento económico a miles de personas, entre estos empleados del Aeropuerto Internacional Las Américas (AILA) quienes han perdido su fuente de ingresos o cuyos contratos se encuentran suspendidos.
Cerca de 300 maleteros que trabajan por propinas en el AILA piden ayuda del Gobierno, pues no están percibiendo ningún ingreso ante el cierre del mismo, donde solo se permiten los vuelos de retorno de dominicanos del exterior o de extranjeros a sus países.

Los maleteros explicaron que su acuerdo de trabajo con el aeropuerto es trabajar por propinas, pero la llegada de pocos pasajeros les deja sin sustento.

Algunos maleteros consultados por HOY, quienes no quisieron ser identificados por sus nombres, explicaron que tienen 10, 20 y más de 30 años trabajando en el AILA teniendo siempre buenos ingresos para mantener a su familia.

Abogaron porque el Gobierno vaya en auxilio de los empleados formales e informales que trabajan en los aeropuertos, pues podría tardar varios meses la recuperación de la llegada de pasajeros.

La queja de los maleteros es solo la de un grupo de una larga cadena de trabajadores de diversas áreas que dependen del sector aeronáutico, pues miles de personas viven del día a día en las inmediaciones del aeropuerto, así como empresas pequeñas y medianas que no tienen otra fuente de ingreso.

El director de Comunicación Corporativa en Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (Aerodom), Luis José López, explicó que en los seis aeropuertos que manejan, el sector aeroportuario genera más de 15 mil empleos directos e indirectos, tomando en cuenta toda la cadena de valor desde empleados de aerolíneas, operadores de servicios, de rampas, restaurantes, tiendas, entre otros.

Dijo que el AILA tiene 200 empleados directos de Aerodom, pero generan seis mil empleados indirectos. Agregó que Aerodom no ha suspendido empleados y hasta el momento ninguno está en el programa FASE, pero a algunos se les paga el 70% de sus ingresos, pues se les ha reducido la jornada laboral o no prestan servicios. “Muchas empresas no están en las mismas condiciones económica de Aerodom y han tenido que cancelar o suspender a sus empleados. No hay paquete especial de medidas al sector aeronáutico y el Estado debe ir en auxilio de la industria”, expresó Mena.

Carlos Jiménez, consejero de MGI Caribe, empresa que opera los negocios de alimentos y bebidas en zona restringida de Aerodom, indicó que tienen 18 locales y generan 250 empleos, en su mayoría suspendidos y en el programa FASE, y solo 10 empleados están trabajando. Explicó que en el AILA solo tienen una cafetería abierta y tres empleados.

Dijo que la empresa estima que ha dejado de percibir más de RD$100 millones por el cierre de los aeropuertos y pide que el Gobierno vaya en auxilio de estos negocios para evitar cancelaciones de sus empleados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí