UNIÓN: Comunicadora Karen Yapoort asegura es «económicamente independiente»

0
116

 Para quienes se hacían la idea de que la comunicadora Karen Yapoor vivía de la fortuna de su esposo, el pelotero Edwin Encarnación, ésta aclaró que es financieramente independiente.

Yapoor quien se encuentra alejada de los medios de comunicación y dedicada a la familia y a los negocios particulares, reveló que «Yo vivía muy bien antes de estar con mi esposo y hoy yo puedo decir que tengo mi libertad financiera y no es por mi esposo».

Aunque reconoció que Encarnación fue una bendición en su vida por todos los lados y que él no llegó a hacerla rica.

«Él no llegó a hacerme rica, porque yo no estoy jugando pelota o tú me ve a mi bateando, que batee él. Sus millones son de él», agregó la también modelo, quien aclaró que él la tiene como una reina y que la bendición de Edwin en su vida fue tan grande que ella despertó en los negocios.

Agregó que «el estar en casa, cuidando mi niño… me despierta la mente en los negocios, me hace competente con mi esposo. Y sí, tengo una libertad financiera gracias a Dios que no dependo para nada de lo que tiene mi esposo, aunque lo de mi esposo es mío porque lo manejo yo, lo gasto yo».

Así lo dio a conocer durante una entrevista para el canal de Youtube  de Juan Carlos Guilbe donde aseguró que ella es rica por ella.

Agregó que, «respetar el dinero» porque eso no se siembra, y le ha costado mucho obtenerlo. «Un rico que ha sudado su cuarto no derrocha su dinero».

Sobre sus vuelos privados, aseguró que ella motiva a su esposo a viajar en vuelos comerciales, pero es su esposo Edwin Encarnación quien insiste en viajar en esos vuelos.

Sobre la pregunta de para qué sirve el dinero ella contestó; «hacer trabajos para Dios».

Dijo que el Señor la puso administrar su negocio y por eso a la hora de sacar su dinero para ayudar a las personas, da lo que Dios pone en su corazón y en eso es que le «encanta» gastar su dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí