OPINIÓN: No cambian, desgraciadamente, las mañoserías de nuestros políticos

0
30

Por Claudio Acosta

Cambia el año pero no cambian, desgraciadamente, las mañoserías de nuestros políticos, perros hueveros con el hocico chamuscado, por lo que no debe espantarnos leer (aunque estemos en pandemia y con una economía descalabrada que se resentirá aún más con el rebrote de covid-19 que han provocado los necios e insensatos que en este país hacen ola), que los alcaldes y regidores de los ayuntamientos de Barahona y Puerto Plata se aumentaron a sí mismos sus salarios, un palo acechao que según juristas que han opinado en los periódicos viola de manera flagrante nuestra Carta Magna.

La indignación que ha despertado la noticia crece de manera exponencial cuando se recuerda que cientos de miles de ciudadanos y ciudadanas han perdido sus empleos o sus fuentes de sustento a causa de la crisis generada por la pandemia del coronavirus, mientras esos privilegiados ciudadanos, que alcanzaron esa condición gracias al voto de los munícipes a los que se supone deben servir, no solo se dieron el lujo, como los ediles de Barahona, de aumentarse el salario de RD$50,550 a RD$88, 550, sino que en la misma sesión también aprobaron comprarle una yipeta nuevecita al alcalde, además del jugoso aumento que llevó su salario de RD$88, 550 a RD$126, 500.

¡Mas bueno que es así! La acción de esos regidores y alcaldes que desde su condición de funcionarios públicos adoptaron decisiones en beneficio propio, lo que prohíbe de manera expresa la Constitución de la República, debería tener alguna consecuencia, aunque solo sea dejar sin efecto el alevoso aumento.

Pero lo que la experiencia nos ha enseñado es que no conviene hacerse demasiadas ilusiones con la Constitución, ese pedazo de papel, ni con nuestros políticos, que en su inmensa mayoría siguen demostrando que tenía más razón que el carajo aquel sabio que dijo, con tono sentencioso y clarividente, que quien cree en ellos no cree en Dios.

El autor es periodista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí