OPINIÓN: Crimen contra la humanidad

0
51

Durante la pandemia COVID-19 la cual azota al mundo desde hace un año, se ha evidenciado la desigualdad social que golpea a la población global, situación que ha contribuido con la expansión de  la “brecha” entre ricos y pobres.

En medio de la crisis sanitaria, se han conformado mafias dirigidas por delincuentes de “cuello blanco”, quienes aprovechan la problemática causada por el coronavirus para enriquecerse en base a transacciones corruptas, sin importarles la salud de la gente.

Frente a la preocupante, desesperante y dramática realidad como consecuencia de la COVID-19, el papa Francisco lanza su voz de alerta y critica a quienes explotan la enfermedad viral para generar fortunas con acciones irregulares.

La prédica de su Santidad convoca a la reflexión para que se tome conciencia sobre la importancia de unir a los sectores sensatos y humanitarios en torno a una cruzada en busca de que las vacunas se distribuyan con equilibrio y equidad, a fin de garantizar la prevención y frenar el avance del coronavirus.

Acaparar grandes cantidades de dosis para “negociar” y producir riquezas a costa de las vidas de mi­llones de personas se inscribe dentro de los crímenes de lesa humanidad; eso es inaceptable.

Gobiernos, estados y ciudadanos conscientes deben unirse y poner en marcha un movimiento contra los criminales que se lucran a través de operaciones indebidas con el apro­vechamiento de la epidemia que ha provocado millones de muertos e infectados; esa práctica es abominable e inhumana.

Resulta, partiendo de lo establecido por el Santo Padre, que las mafias son “estructuras del pecado” al servicio del mal en detrimento del bien, en perjuicio del hombre y la mujer, porque son capaces de poner en juego la existencia para producir riquezas.

Avergüenzan al planeta quienes usan el poder económico, en aras de multiplicar sus bienes y disfrutar de dinero mal habido para vivir de ma­nera pomposa, mientras la población mundial se hunde en el abismo.

Que se impongan, entonces, la unidad y la solidaridad por la salud humana.

Fundación Solidaridad

República Dominicana cuenta con una plataforma estratégica paradigmática que auspicia proyectos por la construcción de una mejor sociedad y el cimiento de una ciudadanía responsable: Fundación Solidaridad.

Se trata de un engranaje integrado  por profesionales de las ciencias sociales, quienes concentran esfuerzos, energías, voluntades e intelecto en una misión sagrada: propiciar una sociedad  justa, solidaria y democrática con formación de ciudadanos comprometidos con las mejores causas e influir en el crecimiento sustentable de la nación y el desarrollo humano.

Fundación Solidaridad festeja 30 años de instaurada y durante esas tres décadas ha implementado programas en favor de la población y ha definido capítulos especiales por la aplicación de políticas públicas efectivas, eficientes y eficaces.

Hay que celebrar con orgullo este trigésimo aniversario de la institución, porque ha impactado en la demo­cracia, la educación, el civismo, la cultura y la dignidad de los dominicanos.

Congratulaciones para la familia de Fundación Solidaridad, por intermedio de sus principales eje­cutivos, intelectuales Miguel Ángel y Juan Castillo, debido a que contribuye con la evolución del país y el bienestar social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí