ST. PETERSBURG, Florida, EE.UU.-J.D. Martínez rompió el empate mediante un jonrón de tres carreras en su regreso a la alineación, y los Medias Rojas de Boston arrollaron el viernes 14-6 a los Rays de Tampa Bay para emparejar la serie divisional de la Liga Americana a un triunfo.

Los Medias Rojas apoyaron un buen relevo de Tanner Houck con cinco jonrones, un récord de la franquicia en postemporada.

Rafael Devers conectó un largo cuadrangular de dos carreras por el CF y aumentó la ventaja de los Medias Rojas que ganaron el partido

Los Rays no se tomaron mucho tiempo en responderle a unos Medias Rojas que habían anotado dos carreras en la parte alta de la primera entrada del Juego 2 de la Serie Divisional de la Liga Americana el viernes por la noche, gracias a un grand slam de Jordan Luplow en la parte baja del mismo episodio, para poner arriba a Tampa Bay 5-2.

Tanner Houck no es un nombre tan conocido fuera de la “Nación Medias Rojas”, pero lo que ha hecho últimamente—y sobre todo el viernes en el Juego 2 de la Serie Divisional de la Liga Americana entre los Patirrojos y los Rays—ha sido crucial para las aspiraciones de Boston.

Relevando a Chris Sale a partir del segundo episodio tras el zurdo permitir cinco carreras en su única entrada de labor, Houck lanzó 5.0 innings de dos hits y una sola carrera, que fue producto de un jonrón de Ji-Man Choi en el sexto capítulo. De esa manera, Houck les dio la oportunidad a los Medias Rojas de darle vuelta a la pizarra y tomar la ventaja en el partido, gracias al trueno aportado por Xander Bogaerts, Alex Verdugo, el puertorriqueño Enrique “Kike” Hernández, J.D. Martínez y el dominicano Rafael Devers.

De paso, Houck llegó a 30 bateadores retirados en forma consecutiva, una racha que inició el 28 de septiembre en Baltimore y siguió el sábado pasado, cuando el diestro retiró a cada uno de los 15 bateadores que enfrentó en Washington. Tres días después, en el Juego del Comodín contra los Yankees en el Fenway Park, Houck tiró otro inning perfecto.

El viernes, cuando ponchó al dominicano Manuel Margot en el cuarto episodio, Houck llegó a 27 bateadores retirados en forma consecutiva a través de cuatro presentaciones. En otras palabras, un “juego perfecto” repartido entre cuatro encuentros. Al final, la cadena se vio finalizada en 30 cuando el quisqueyano Wander Franco le conectó sencillo en la quinta entrada.

Se trata de la tercera racha más larga de esa índole en la historia de los Medias Rojas, al menos desde 1961 (según el Elias Sports Bureau). El japonés Koji Uehara retiró a 37 bateadores al hilo en el 2013, mientras que su compatriota Hideo Nomo llegó a 31 en la temporada del 2001.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí