La Oficina de Atención Permanente de San Cristóbal impuso este viernes doce meses prisión preventiva como medida de coerción contra cinco de los imputados en el caso derivado de la Operación Larva, acusados de narcotráfico y lavado de activos, y declaró el caso complejo.
Jorge Luis, Ramón Piña, Luis Jiménez, Russbell, Angelo Spartano, quienes tendrán que cumplir doce meses en la cárcel Najayo Hombres (CCR17), según dispuso la magistrada Katherine Rubio.
A otros ocho encausados se les impusieron distintas modalidades de libertad, que incluyen presentación periódica, impedimento de salida del país y garantía económica, según señalaron los abogados de las defensas en declaraciones a los medios tras finalizar la audiencia,

Por tanto, quedan en libertad María Estrella, Luis Ney, Joivel Cubilete, Sarai Esther, Elizabeth Spartaro, Santa F. Spartaro, Yira Zimberman, James Cubilete y Miguel Ramón, según confirmó la Procuraduría General de la República.
Además, el tribunal declaró inadmisibles las medidas solicitadas contra las empresas Presta Bella Vista, Inversiones Herasme Pérez, Upper Promoción, J&H Administración y Servicios, H&S inmobiliaria, Inversiones y Servicios Jorge y María, RSD Geo Soluciones, Rujoda Trading y Agente de Cambio Estrella, por violación del derecho de defensa.
De este modo, la jueza acogió solo parcialmente la solicitud del Ministerio Público que, además de la declaración de caso complejo, solicitaba 18 meses de prisión preventiva contra el grupo, acusado de formar parte de una organización criminal dedicada a traficar drogas y a lavar activos producto de operaciones de narcotráfico a gran escala.
La supuesta organización criminal está vinculada a una red de narcotráfico denominada Corona, que el 16 de marzo de 2020 introdujo al país, por la costa de Nigua, San Cristóbal, 724.35 kilogramos de cocaína en una embarcación procedente de Colombia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí