Este hecho ocurrido en Villa Altagracia puso incomodo al presidente Abinader

La Procuraduría General de la República envió esta mañana a Villa Altagracia fiscales especiales en investigaciones criminales, a fin de reforzar al Ministerio Público de esa ciudad en torno al caso del asesinato de una pareja de esposos evangélicos.

Los esposos Elisabeth Muñoz Marte y Joel Díaz fueron muertos la noche del martes por una patrulla de la Policía cuando retornaban a su hogar en la capital. Inmediatamente el presidente Abinader se enteró ordeno destituir a los agentes y someterlo a la acción de la justicia.

“Hemos ampliado el equipo de fiscales con expertos en investigaciones de crímenes contra la persona para que, conjuntamente con la Procuraduría Fiscal de Villa Altagracia, profundicen en el conocimiento de las circunstancias en que se produjo el hecho para establecer todas las responsabilidades”, dijo la procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso, titular de la Dirección General de Persecución.

Reynoso explicó que la procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, mantiene un especial interés en que la investigación esclarezca las circunstancias de la muerte a tiros de los esposos.

“La magistrada procuradora nos ha dado instrucciones precisas para que en este caso se imponga la justicia y los familiares de las víctimas deben tener la seguridad de que el Ministerio Público está haciendo las diligencias procesales para que todos los responsables respondan por sus acciones criminales ”, dijo la procuradora adjunta.

Aclaró que en este caso la Policía se mantiene totalmente al margen de las investigaciones.
La patrulla que cometió el crimen la integraban el segundo teniente Victorino Navarro, el sargento Domingo Perdomo Reyes, los cabos Norquis Rodríguez Jiménez y Ángel de los Santos, y los rasos Antonio Castro Pérez y Juan Samuel Ogando Solís.

Todos están siendo interrogados desde ayer y esta tarde el Ministerio Público solicitará un año de prisión preventiva así como la declaratoria del caso como “complejo”.

El hecho se produjo alrededor de las 11:00 de la noche del pasado martes, en el kilómetro 45 de la autopista Duarte, próximo a Villa Altagracia.

Velatorio

Los cuerpos de las víctimas serán velados a partir de esta tarde en la Funeraria Municipal de la avenida Charles de Gaulle, en Villa Carmen, y sepultados mañana en el cementerio Cristo Salvador, en carretera de San Luis.

Esta mañana patólogos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), ubicada en el cementerio Cristo Redentor, realizaban la autopsia de rigor para estos casos.

«Estamos esperando que nos entreguen los cuerpos», dijo a reporteros de El Nacional el padre de Elisabeth, Marino Muñoz, luego de conversar con una empleada del Inacif.

Los integrantes de la patrulla alegaron que confundieron a las víctimas con supuestos delincuentes, a los que daban seguimiento desde Bonao.

Al lugar llegaron temprano amigos y familiares de las víctimas, quienes reiteraron a las autoridades castigar a los responsables del asesinato de la pareja, ocurrido luego de salir de un culto en dicha localidad.

Elisabeth, de 32 años, y su esposo Joel, de 37, no habían cumplido dos meses de casados, Ella tenía dos años que había regresado de Milán, Italia, donde residió durante ocho años.
La pareja residía en calle 19 de Marzo, en Cuesta Linda, en Los Cerros de Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte, próximo a la estación del Teleférico.

El presidente Luis Abinader advirtió que no tolerará que nadie esté por encima de la ley ni que pueda usarla a su antojo.

«En este Gobierno la vida humana es sagrada. Y no vamos a tolerar que la violencia nazca de las propias fuerzas que deben combatirla», afirmó el mandatario en una declaración cargada de enojo por la acción policial.

En la foto se pueden observar los agentes policiales que abrieron fuego contra los indefensos esposos que regresaban acostarse para su casa en Villa Altagracia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí