BONAO: Loor al doctor Emilio Muñoz Marte

0
102
Por Marino Báez
Emilio Muñoz en su bicicleta 28, en la que se desplazaba a distintos lugares de la ciudad para ofrecer sus servicios médicos dando cumplimiento al juramento hipocrático.
.
Desarrolló su ejercicio de la medicina sin poner el más mínimo interés económico.
Siendo un niño de apenas nueve años, cuando vivía en Los Pedregones, recuerdo estar padeciendo los rigores de un fuerte dolor de oído y mi padre me llevó donde el Dr. Milito, come le decían, me regaló unas gotas que tenía en el estante, me eché y santo remedio.
.
Cuando ofrecía mis servicios como periodista del desaparecido periódico el Siglo, tuve la oportunidad de entrevistarlo en dos ocasiones y de sus labios solo brotaban palabras de humildad con un carácter fuera de lo común.
.
Estas entrevistas fueron publicadas a páginas completas. Lo que más me llamaba a la atención del Dr. Emilio Muñoz, es que tenia un carácter donde el dinero era lo menos interesante para él, murió, prácticamente andando en el pueblo en su bicicleta 28, marca Ruge y con el maletín que contenía las herramientas que servían de sostén para poner en marcha el ejercicio de la medina.
Tenia su consultorio en la casa familiar donde albergaba a su familia, ubicada en la avenida Libertad. Ahí recibía decenas de pacientes que les visitaban en busca de sanar sus enfermedades a los que respondía con la más subliminal lealtad.
El Dr. Muñoz Marte siempre fue una persona íntegra y con niveles que sobrepasaban las lides del comportamiento.
Llegó a Bonao desde la sección de Masipedro y de acuerdo con declaraciones de su propia familia, desde que recibió el título que lo consagró de médico, se dedicó en cuerpo y alma al servicio desinteresado en favor de la sociedad, si, esa sociedad nouelense que lo acuñó, recibió su benevolencia y nunca lo ha reconocido con prudencia.
Iba al colmado a hacer sus compras montado en su bicicleta, muchas veces halando el humo de un cigarrillo crema. Nunca lo conocí manejando un carro, porque creo no lo tenía.
Emilio Muñoz escribió y publicó a costa de mucho sacrificio más de 15 libros; que hoy, prácticamente son anónimos, debido a que la gente ha perdido la visión de lectura, sin embargo, están ahí, son parte del legado que puede dejarle cualquier ser humano a su pueblo, a su gente, a su familia.
Loor al Dr. Emilio Muñoz Marte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí