ARTICULOS: ¡Y el ganador es…!

0
84

Las elecciones municipales transcurrieron ayer en orden, relativa calma, con una conjunción de civismo y eficiencia organizativa en colegios electorales integrados en su gran mayoría por gente responsable que en todo momento garantizó el derecho ciudadano a ejercer el sufragio.

Algunos incidentes afloraron durante la jornada como excepción a lo que fue un generalizado comportamiento colectivo de orden y respeto, cónsono con el dilatado espacio democrático que a fuerza de tropezones ya surca sendero de consolidación.

El jefe de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), Eladio Loizaga, destacó que partidos y otras instituciones de la sociedad trabajaron de forma respetuosa, responsable y cívica, un juicio que comparten ex mandatarios de Costa Rica, Colombia y Ecuador, que fungieron como observadores electorales.

Participación Ciudadana (PC) adelantó ayer tarde un informe sobre resultados de su observación electoral, en el que denuncio violaciones a leyes electorales, como el proselitismo abierto en recintos y sus alrededores, “en el 45% de los casos la mayoría a favor del Partido Revolucionario Moderno (PRM)”.

También citó casos de compra y venta de votos, lo que fue reportado en el 16% de los recintos, “siendo otra vez el PRM, PLD, la FP y el PRD los principales infractores”, pero dijo que esas irregularidades “no ponen en cuestionamiento la calidad del proceso electoral ni la legitimidad de los resultados previsibles”.

Del conteo de los votos válidos surgen ganadores en los 158 municipios y 235 distritos municipales, la mayoría pertenecientes al PRM, como también surgieron quejas y denuncias sobre la comisión de delitos electorales, todos los cuales serían dirimidos por las instancias correspondientes.

Lo aconsejable sería que, partidos y candidatos aguarden por las certificaciones definitivas sobre resultados electorales, sin menoscabo a su derecho de recurrir contra lo que consideren acciones violatoria a la ley, en el entendido que la Junta Central Electoral (JCE), Tribunal Superior Electoral y la Fiscalía de Delitos Electorales actuarían diligentemente.

No hay que esperar por el conteo de la última acta de votación para proclamar a todo pulmón que el gran ganador de las elecciones de ayer ha sido la ciudadania votante que cumplió cabalmente con su derecho de ejercer el sufragio, alimento esencial para fortalecer la democracia política y la convivencia social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí