ARTÍCULOS: La tragedia de El Bronx

0
34
La tragedia que ha significado el incendio el domingo en un edificio de apartamentos en El Bronx, Nueva York, con saldo de al menos 17 muertos y más de 60 heridos, enluta a esa metrópolis y a una vasta diáspora asentada en ese condado, integrada también por miles de residentes dominicanos.
El siniestro, el más mortífero ocurrido en el estado neoyorquino en tres décadas, fue causado por un calentador ambiental defectuoso en una de las viviendas del inmueble de 19 pisos. La mayoría de las víctimas, incluidos ocho niños, perecieron a causa de paros respiratorios motivados por la intensa humareda.
Aunque muchos de los inquilinos son originarios de Gambia y otras naciones africanas, en ese edificio también residían dominicanos, puertorriqueños y de otras nacionalidades, por lo que puede decirse que el luto directo es ampliamente compartido por comunidades de inmigrantes.
Esa tragedia involucra a la comunidad dominicana en la urbe, como lo demuestra que entre los sobrevivientes figuran tres nativos, lo que obliga también a autoridades consulares a dar seguimiento a desgracias que acontecen en el ámbito migratorio, como fue el infortunio de Chiapas, México.
En El Bronx residen miles de dominicanos, por lo que ese condado posee un gran arraigo afectivo, cultural y económico en esta tierra insular, lo mismo que Manhattan, Brooklyn, Queens y Staten Island, cubiertos también por una diáspora que se acerca a los dos millones de compatriotas migrantes.
El hilo de atención y angustia por esa tragedia se extiende por todo el territorio nacional, toda vez que es difícil que algún dominicano no tenga un pariente o relacionado en Nueva York o en la costa este de Estados Unidos, por lo que desde aquí brota un torrente de solidaridad hacia tan laboriosa comunidad.
El consulado dominicano en Nueva York está compelido a realizar las averiguaciones de lugar para determinar el número de migrantes de aquí afectados por ese devastador incendio y prestarles toda la asistencia requerida, incluida la de una fluida comunicación con sus familiares en República Dominicana.
Sin importar las nacionalidades de los fallecidos y heridos, ese devastador incendio lacera el alma de los dominicanos que residen en tierra insular, que hoy expresan solidaridad a sus compatriotas y a otras comunidades de migrantes, al alcalde de Nueva York, Eric Adams, y al presidente del condado, Rubén Díaz Jr., todos impactados por la tragedia de El Bronx.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí